:: Enlaces Patrocinados - Publicidad ::

La sobrecarga de emails en el trabajo aumenta el estrés

25 09 2012

El exceso de correos electrónicos en las empresas está relacionado con un aumento de estrés de los trabajadores, así como con la pérdida de productividad de las compañías, alerta un estudio elaborado por la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

“El exceso de emails y de información en general acarrea riesgos sociales y psíquicos para los empleados y empobrece a la empresa”, indicó hoy a agencia EFE la profesora responsable de la investigación, Caroline Sauvajol-Rialland.

El correo no deseado (“spam”), las “newsletters” o mensajes que se reciben por suscripción, los emails abusivos o los mensajes electrónicos internos contribuyen a la saturación de los trabajadores que, al llegar cada día a la oficina, tienen que administrar toda esa información.

La investigadora advierte de que el fenómeno de la “infobesidad”, término popularizado en 1970 por el escritor estadounidense Alvin Toffler en su novela de “Future Shock”, supone una amenaza tanto para la calidad de vida de los trabajadores como para la viabilidad de las empresas.

Según Sauvajol-Rialland, más del 90% de las personas con responsabilidades en las empresas cree que el flujo de información que gestionan es excesivo, mientras que el 70% admite que está saturado por los datos que maneja.

La “sobrecarga de información” provoca además interrupciones cada 7 minutos aproximadamente, y cada trabajador emplea el 30% de su jornada laboral en atender las llamadas o los emails, que cada vez exigen más inmediatez a la hora de responderlos, de manera que el propio empleado contribuye también a incrementar el exceso de intercambio de información, explicó la investigadora.

“Si un trabajador pasa tanto tiempo administrando mensajes, esa actividad puede llegar a superponerse a la actividad principal de la empresa, la actividad productiva”, indicó a EFE.

En ese momento, las nuevas tecnologías, creadas para gestionar de manera más simple y eficaz el flujo de información, estarían teniendo el efecto contrario. “Es paradójico”, admitió la experta.

Ante la cada vez mayor cantidad de información electrónica que deben tramitar los trabajadores (el volumen de información se duplica cada cuatro años), los responsables de derechos humanos, los sindicatos o los expertos en prevención de riesgos laborales empiezan a tener en cuenta el problema. “Algunas empresas imparten formación especial a sus trabajadores sobre cómo utilizar las nuevas tecnologías de manera eficiente para gestionar la información”, señaló Sauvajol-Rialland.

Algunas, incluso, han llegado a proponer que no se puedan recibir correos electrónicos por la tarde, cuando la jornada laboral ha concluido. “Hay que reconocer el derecho al descanso”, afirmó la investigadora, y aseguró que el uso de notebooks u otros dispositivos móviles para recibir mensajes de la empresa “incrementa su estrés” y afecta la productividad de la compañía.




Cuidado con los emails peligrosos, simulan venir del ministerio de economia

10 08 2009

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) ha alertado sobre la circulación de correos electrónicos fraudulentos que simulan provenir del Ministerio de Economía y Hacienda en los que se insta al usuario a rellenar un formulario para que pueda recibir un reembolso por unos impuestos que no existen.

Según ha explicado el Inteco, se trata de correos fraudulentos y, en caso de que el usuario facilite sus datos bancarios, “no sólo no recibirá la devolución económica que se le ha comunicado, sino que puede perder dinero de su cuenta”.

Para evitar este tipo de fraudes electrónicos la solución es, según se publica en la página web del Inteco, seguir las recomendaciones básicas de seguridad, consistentes en no abrir ficheros ni seguir enlaces de correos de remitentes desconocidos “por muy alarmantes o llamativos que sean sus asuntos” y si se sospecha de la veracidad del mensaje, contrastar la información en otra fuente.

En este caso concreto, ha señalado , el Ministerio de Economía y Hacienda ha alertado rápidamente a través de su de este intento de engaño y recuerda a los usuarios que ni el departamento ministerial ni la Agencia Tributaria solicitan información confidencial, números de cuenta o números de tarjeta de los contribuyentes por correo electrónico.

Asimismo, el Inteco ha reiterado que este correo ‘phishing’ tiene como objetivo engañar al usuario para que facilite sus datos bancarios y así poder robar fácilmente dinero de la cuenta del usuario.

ACTUACION DE LOS CIBERDELINCUENTES

Al mismo tiempo, ha explicado que dentro de la forma de actuar de los ciberdelincuentes en las que “aprovechan cualquier excusa para engañar al usuario”, la vía para obtener los datos bancarios no es a través de un falso correo que simule provenir del banco y en el que se comuniquen fallos informáticos, ni una ficticia ganancia en la lotería, sino que el mencionado correo electrónico aprovecha un falso reembolso económico por unos impuestos que no existen.

Por este motivo, ha recomendado a todos los usuarios que a la hora de efectuar cualquier operación bancaria por internet sigan los consejos de seguridad de comercio electrónico del Inteco y consulten el artículo de la Oficina de Seguridad del Internauta sobre cómo verificar la legitimidad de un sitio web para comprobar la legitimidad del sitio.







¿Le gusta nuestro blog? Síganos :)